Entradas populares

miércoles, 23 de abril de 2014

¿Qué dirá la noche?



Escribiré poesía esta noche.
Desde donde reina el caos,
donde se consume en fuego un alma herida,
Desde donde mueren las golondrinas.

En el instante del no vacío
Encuentras el fruto prohibido
De indeterminado calibre
Bajo la tormenta se dirige
Hacia lo que no ve
Hacia su indestructible némesis.

¿Qué me dirá la noche?
Nunca fui su enemiga.
¿Qué secretos esconde la luna?
¿Podría convertirme en ella, 
aunque sea por un instante?
Escuchar desde lo alto,
el eco de los bosques.
Navegar en la marea del destino,
Escuchar jugar a los niños cuya inocencia aún no murió.

No hay salida del campanario,
Las estrellas no descenderán.
El filo de antaño se instala,
Porque bajo el manto lunar
un desarmado corazón descansa
O al menos lo intenta
Mientras haya vida, bosques y océanos.
Mientras haya el posible mañana.
Donde un barco apresurado
-En un mar desbocado-
Se sumerja en el espacio
De tus grandes ojos encantados. 

Mi Enamorado



El anochecer se contempla bellamente estrellado

Siempre y cuando,

estés tú a mi lado

¿Te cuento un secreto más que demente?

El para siempre puede no ser suficiente

para contemplar tus ojos encantados,

porque es en cada amanecer que me inspiras

los versos más apasionados

y solo desearía detener el tiempo…

para escribirte mientras sueñas, mi enamorado.

No hay nada más Bellamente dibujado

Que tu sonrisa al despertar a mi lado.

No deseo más en esta vida,

Que un sinfín de fascinantes aventuras

Y acaloradas discusiones…

    Donde el ser se desvele.

Y en apasionados instantes…

                                                                      el propio amor se revele.

Abismo encantado




Es desde el abismo encantado
Donde el demonio nunca enjaulado
Acecha a su victima…

Se abren las puertas del silencio:
Enfrenta a la niña que llora
Enfréntate a la poesía misma
-No cedas,
Teme, pero no retrocedas.-

Del pasado sembraste un nido de melancolía
Atado a los fantasmas que en él habitan .
o los recuerdos ya olvidados
Al miedo, 
al violento, 
al mentiroso, 
a la soledad.
¿Desde qué vientos vuela quien todo lo desea?
Si aquél amor que ansias es imaginario,
¿Quién te salvará entonces?


La Jaula

Una huida planificada
-Bajo el fulgor nocturno-
de la jaula endemoniada.
contra bestias de otro mundo
Ella, desesperada
los retorcidos barrotes golpea…
la mujer que contra el viento exhala.
El corazón a fuego lento ,
sufre un terrible tormento.
Llega el alba con el canto encantado
           de pájaros aún no enjaulados
Que exponen aquellos miedos enraizados
                               en un lema desolado:

Sujétate fuerte que nadie lo hará por ti
-Sumérgete, pero no te dejes hundir.
Lucha hasta perder el aliento-
No sueñes más un porvenir
De eternos amores y caballos alados…
Porque el misterio del querer,
tiene un destino más que errante.
Porque en el mundo del quizás…
El para siempre es imaginario.

martes, 28 de mayo de 2013

A la merced del nihilismo inesperado



Rodeada de sombras de la delirante noche

Guiada por valores que no comprendo totalmente

Impulsada por fuerzas estremecedoras
Amante de lo inmortal

Víbora del bien

Ángel del mal

Espíritu femenino de pirata

Sedienta de aventuras.

Navegante de profundos océanos,

de sueños revolucionarios.

Acosada por un pasado fantasmal

Enamorada del veneno infernal,

del orgulloso narciso.

Absorbida por este devorador instinto animal

Estremecida por la pasión avasalladora del saber inusitado

Por los misterios de mis antepasados.

A la merced del nihilismo inesperado.









miércoles, 24 de abril de 2013

Blues de mi condena

 
Desde siempre rodeada de asfixiantes máscaras

De seres bañados en hipocresía.

Nunca soporté cargar una mía.

Destinada a correr desorientada

Confundiendo la realidad  

Con fantasías anheladas.



En este desvarío mal intencionado,

Donde lo que se prioriza es el amor comprado,

O esa asquerosa sonrisa para ganar votos.

Descarada realidad dedicada a disimular.

Inocentes enjuiciar y seres vivos maltratar.

El veneno de la farsa me destruye lentamente



Escaparé, donde nadie pueda juzgarme,

donde el veneno de la mentira se olvide de existir.

Donde el miedo pierda sentido,

y pueda amar como es debido.

Viviré una vida de riesgos y verdades.

Probablemente cazando monstruos y maldades.
A la espera del blues de mi condena…





domingo, 21 de abril de 2013

Amado inmortal






Años atrás hallé el paraíso de mi atormentada existencia
en el reflejo de tus ojos, en tu galantería.
El fuego de tu amor  es mi condena,
 y tu beso el más letal de los venenos.

El amargo veneno de tus labios
No me permite respirar
Presa del instinto que atrae nuestros cuerpos.
Atada al laberinto emocional,
desterrada de tu amor.
Con  una maldición puesta en el corazón.

 Condenada a andar entre sombras de la delirante noche
A olvidar la dicha de sentir las estrellas nuevamente.
A una vida entera deseando la vuelta de tus versos.
Vicio infernal, amante infernal.
Enfrentaría el mundo por ti, contigo.

 Mi amado inmortal,
llama de mi vida,
delicioso mal…
¿Más alcohol en la herida?





 Qué gracioso y qué triste
Es este calabozo que persiste.
El miedo a la soledad hecho huida
La tendencia destructiva
El sabor amargo de sus labios
El sarcasmo mercenario.

Ser víctima y victimario,
Jugar al póker y no tener salario,
Beber por terror a la sobriedad,
Alejarte de ella por tu debilidad.

¿Osas acaso seguir a la Justicia?
O como los seres embriagados de malicia
¿Te alejarás a la hora del combate?











Desde la encrucijada pendiente
te arranca del corazón 
La lagrima inherente
Producto de la ilusión
Del universo fallido
y tu pasión vehemente

Derramas tu sangre
gota por gota
instalas el karma de la inercia
mientras anhelas su boca

Corrompe la verdad
Aquél inhumano desabrido
Coleccionador de máscaras
Y de alma podrida.

Escribo de lo oscuro
para andar claramente
sin miedo a la cruda verdad
de este sistema hiriente.

jueves, 11 de octubre de 2012

En noches como esta


Es en noches como esta…
Sin luna, sin hombres.
Cuando desde el desván
de la maldición de la libertad
Caen ángeles sin escrúpulos,
A jugar con la soledad
y aterrarnos con la realidad.
Así el cansancio se siente en las venas,
Que como a veces ocurre con ríos en la tierra,
Esta sangre se seca,
Sin experimentar la licantropía,
Sin nunca llegar a ver un tocadiscos.
El cementerio está lleno de utópicos huesos,
Que el dolor carcome.
Sin esperar siquiera una pasajera esperanza,
De recobrar tu propio corazón. 

Se dice de un anuncio...





Se dice de un anuncio, que en paz descanse, que irritaba a todo aquél que lo leía, esté donde esté, sea quien sea. Cuando el anuncio se percató de su contenido no sabía si debía seguir expresando esa idea, un día molestó de tal manera a un hombre, con su simple existencia, que lo derrubó y lo mató. El anuncio decía…. “Error: usted no pertenece aquí”





Grito de la Tierra




En tanto que somos humanos
Nos olvidamos del desgarrante destino.
Prefiero la autodepredación del hombre
A la destrucción de la tierra.
En sus manantiales el hombre encuentra reposo;
Sin embargo poco caso hizo al preservar lo rodeado.
El pensamiento tecnocientifico contaminó corazones.
El uso sistemático de la experimentación nos convierte en carne de cañon.
Como masa nos hacen creer que valemos por lo que tenemos.
¿Somos nosotros, los animales racionales, 
quienes en números nos hemos convertido?

¿Es el “animal racional” quien destruye la tierra?
Ya nada te impide ver  
el fin en el  que hemos de caer.

Es momento de despertar,
aunque nos cueste la cordura.
Es momento de reaccionar,
Aunque nos cueste la vida.
ya sabemos por quién luchar.
todas las lenguas lo entenderán,
que 
es por Ella que nos ahogamos en indignación,

aunque sabiendo que finalmente vendrá la lección.
Todos el grito de la tierra pronto oirán. 
.


sábado, 25 de agosto de 2012

Alicia desde sus opuestos




Alicia corre buscando al conejo,
llora al perder su amigo en el camino viejo.
Encuentra el portal a su imaginario,
Ríe incesantemente,
 rima con el canario,
Mientras baila en el polo de su euforia,
Hasta que el llanto le innunda la memoria.
Y muere ya al fin el pez de la cordura.
Mientras el duende repite: no llores dulzura.
Alicia se confunde con su corazón ambivalente,
Se pregunta si eso certifica que está demente.
Al dejar el llanto atrás,
Se fue volando al mundo del quizás.



Vals de la muerte



Detente
 dice la lechuza
No queda nada por lo que aferrarse
Ni quien te diga porque no ahogarte.
Si no forjas tu armadura,
Te sentencio a tu propia suerte.
Es de noche y tú lo sabes.
En algún momento el amanecer cubrirá tu rostro.
¿Entonces dónde te esconderás?

Arte que arde.
Arde, quema, te predestina al laberinto.
Justificas tu alma en desvaríos.
Te acompaña la muerte...
Y te asfixia la vida.
Mientras cantas tu suerte.

¿Cómo te detendrás?
Si tu instinto es más que voraz.
Y Bailas el vals de la muerte.

martes, 12 de junio de 2012

Declaro




Declaro delito sembrar ilusiones,
ahogarse en la nada.
De noche las calles silban un terrible devenir,

Veneno de ebrio cae y duerme en el poste.
¡y solo tiene 13 años!
¿Mundo condenado a penumbras de llanto?
En nombre de ese rio que arrastra las pobres almas
que en momento desean la muerte….
Declaro delito matar ilusiones,
Aterrizar inocentes caminos a la crueldad.
El atardecer no tarda,
El futuro podría constituirse de un renacer.
En un eterno amor, en la unión de los pueblos,
En la caída del sistema y el derretir de sus cadenas.
Cuando los muros hablen y sean finalmente escuchados,
La noche brillará.
Así entonces,
Declararé delito declarar delitos.